Alacranes Peligrosos en Buenos Aires

Fumigaciones PROPARK


Los escorpiones, son también llamados “alacranes”, pertenecen al grupo de los Arácnidos, es decir son “parientes cercanos” de las arañas.
Tityus trivittatus
No todas las especies de alacranes son venenosas, la única especie venenosa en Buenos Aires se llama: Tityus trivittatus:
Se caracteriza por ser de coloración marrón claro, tener en el dorso de su cuerpo 3 bandas o rayas longitudinales más oscuras, las pinzas finas y alargadas y el último segmento de la cola con un aguijón y una púa, (lo que parece como dos espinas si se observa detenidamente).
Pinzas y aguijón de Tityus trivittatus
Su veneno es neurotóxico, produce dolores intensos y enrojecimiento en el lugar de la picadura, aunque también pueden no ser tan manifiestos.
No obstante, su peligrosidad depende de diferentes factores: como ser, la edad del alacrán, su estado nutritivo, la época del año, la cantidad de veneno inyectado, la proximidad de la picadura a los vasos sanguíneos, y la susceptibilidad de la víctima, pudiendo ser muy grave hasta fatal en niños menores de 12 años que pesen 20 kilogramos o menos y personas ancianas.
Aguijón de Tityus trivittatus
El signo más destacado del envenenamiento por esta especie de escorpión es el dolor agudo y de alta intensidad que se produce en el lugar de picadura inmediatamente tras inyectar el animal su veneno.
El envenenamiento puede ser solo local, con gran dolor en la zona de la picadura, el que puede extenderse hacia el tronco con el correr del tiempo, sin producir daño en los tejidos en los que se produjo la picadura (independientemente del tiempo transcurrido desde la misma). En estos casos, no corre peligro la vida del sujeto picado.
Cuando existe envenenamiento generalizado, también hay dolor local, pero el veneno al distribuirse afecta diferentes partes del sistema nervioso autónomo y otros tejidos que complican el cuadro. El picado puede mostrar cuadros de alteración del sistema nervioso autónomo, con taquicardia, dificultad respiratoria, opresión precordial, salivación, lagrimeo y temblores, entre otras, pudiendo observarse en los casos graves vómitos, diarreas y alteraciones electrocardiográficas.

Pinzas y aguijón de Bothriurus bonaerensis
Hay otra especie de alacrán, Bothriurus bonaerensis,  muy frecuente que no es venenosa, y se caracteriza por tener coloración pareja, más oscura que la especie anterior, sin presencia de franjas, pinzas muy globosas o redondas, y un único aguijón en la cola. Estos, a diferencia de Tityus trivittatus se encuentran en el peridomicilio, siendo común encontrarlos en jardines sobre todo en los meses cálidos.

En nuestro país se encuentran en una gran diversidad ambiental, y si bien son característicos de ambientes desérticos, se han adaptados a muchos otros lugares, llegando a ambientes domiciliarios y peridomiciliarios adaptándose a microclimas húmedos también.
Son de hábitos nocturnos, y pasan la mayor parte del día escondidos en lugares sombríos, debajo de piedras, ladrillos, escombros, troncos, grietas de pisos y zócalos, cañerías, etc., resguardándose de los rayos solares.
En estos ambientes domésticos carecen de enemigos naturales como las lechuzas, búhos, algunos pájaros, culebras, por lo tanto encuentran amplias posibilidades de supervivencia.
Son cazadores, se alimentan de arañas, cucarachas, grillos y otros insectos, que atrapan con sus pinzas, y desmenuzan o para picarlos rápidamente e inyectarle a través del aguijón su veneno paralizante.

La picadura por escorpiones (de los inofensivos y de los peligrosos) produce intenso dolor, como medida para disminuirlo y retrasar la distribución del veneno, puede aplicarse hielo sobre la zona picada mientras se transporta a la persona al centro sanitario para su evaluación y tratamiento.
La rapidez en la consulta y el traslado es muy importante dado que los mejores resultados clínicos se obtienen cuando el antiveneno se aplica antes de las dos horas de transcurrida la picadura.
 El INPB-ANLIS produce el antiveneno específico para ser aplicado en los casos de envenenamiento por este escorpión, el cual es distribuido en forma gratuita en todas las jurisdicciones del país.

 El control de esta especie de escorpión debe realizarse por medio de la fumigación de los edificios y el control del ingreso de los escorpiones a los domicilios. Debe realizarse el control de las cámaras subterráneas, cañerías, sótanos y oquedades de las paredes en los que pueden encontrarse.
 Para eso se deberá proceder al sellado de grietas, la colocación de rejillas adecuadas en los desagües y de tapas adecuadas en las salidas y entradas de cañerías.

Los Escorpiones surgieron hace aproximadamente 500 millones de años, fueron los primeros arácnidos terrestres adaptados para soportar elevadas temperaturas, han vivido casi sin modificaciones morfológicas y se han adaptado a los cambios geoclimáticos que ha sufrido la Tierra.
La estructura física de los escorpiones es tan fuerte que podría aguantar radiaciones iónicas cien veces superiores al hombre y soportan el fuego ya que rehidratan su cuerpo con facilidad.
Son conocidos por su potente veneno, en algunos casos más tóxico que el de las serpientes cascabel. Todos los escorpiones son venenosos. Existen más de ochenta sustancias tóxicas en el veneno de los escorpiones, estas toxinas son muy pequeñas y se trasladan muy rápidamente a los órganos y al corazón.
Algunas pocas especies, como Tityus trivittatus, pueden reproducirse por partenogénesis, es decir que las hembras no necesitan de machos para reproducirse.
Algunas especies son capaces de dar hasta cuatro camadas sucesivas, con un promedio de 17 crías cada una durante toda su vida, calculada en cuatro años.


Envenenamiento Por Animal Ponzoñoso - Alacranismo
Casos hasta la 36ª semana epidemiológica

                                          2010                2011                   2012
Buenos Aires                       30                    18                        24

Total PAÍS                       4707                4795                    4393


               “Dr. Carlos G. Malbrán”.
                Hospital Posadas.