lunes, 26 de julio de 2010

Roedores domésticos

Fumigaciones PROPARK

Roedores domésticos y su control


De la gran cantidad de roedores que la Naturaleza soporta, son las ratas y los ratones los que han adaptado su existencia a la vida del hombre. En este sentido, los encontramos tras toda la cadena alimenticia del ser humano desde los campos de producción, hasta los vertederos de basura, atacando almacenes, mercados, industrias, restaurantes, viviendas, cocinas, etc.

Las ratas y ratones representan un peligro para el hombre, no solo por los daños materiales que ocasionan, sino por las peligrosas enfermedades que transmiten: peste bubónica o septicémica (transmitidas por pulgas), Leptospirosis, Salmonelosis, Tifus Murino, Triquinosis, Rabia, Brucelosis, Listeriosis, Encefalitis, etc.


Transmiten más de 30 enfermedades que llegan a través de sus mordeduras, orina, pelos, heces, así como por las pulgas que los parasitan.



Estos roedores poseen un metabolismo elevadísimo, por lo tanto requieren  consumir por cada kilogramo de peso vivo, diez veces más comida que el hombre, además de ser sumamente prolíficos. Se estima que las ratas y ratones consumen el 20% de la producción mundial de alimentos.

Hay una diferencia entre rata y ratón. 

Los ratones (Mus musculus) son pequeñitos, son los llamados bigañuelos, jarrielitos, etc. Miden de 6 a 9 cm de cuerpo y de 7 a 10 cm de cola.

Las ratas son de tamaño mayor. Del genero Rattus afectan al hombre el Rattus rattus ( rata negra o de tejado ) y El Rattus norvegicus (rata de alcantarilla). 


En sentido general los gatos comen ratones, no ratas.

Los sentidos de estas especies, a excepción de la vista están por lo general bien desarrollados, destacándose en especial los siguientes rasgos:


-  Vista: Sus ojos están especializados para detectar solamente movimientos. Únicamente pueden detectar formas y no reconocen los colores. Su agudeza visual no excede los 1.5m.


-  Tacto: Muy desarrollado. Los bigotes son los órganos del tacto que usan habitualmente para guiarse en los desplazamientos. Las ratas y ratones pueden memorizar sus alrededores y moverse en la oscuridad hasta encontrar sus madrigueras.


-  Oído: Agudo, bien desarrollados y muy útil en caso de peligro.  Además, entre ellos se emiten sonidos para advertirse los peligros.


-  Olfato: Agudo, desempeña una función importante en la conducta de las ratas y ratones.  Lo utilizan principalmente en la demarcación de sus territorios utilizando la orina para marcar objetivos y reconocer sus colonias.

Las ratas y ratones son habitualmente nocturnos y silenciosos, por eso raramente se ven de día. 


La observación de estos animales, de día, es un índice de mucho valor ya que nos indica un nivel alto de infestación. 
Esta situación se presenta cuando el número de roedores es alto y existe dificultad en la búsqueda de los alimentos, razones que explican el cambio de hábito nocturno por el diurno.

Su efectivo control se hace con:

Trampas mecánicas.

Trampas de captura vivas.

Trampas de pegamento.

Raticidas de acción lenta con anticoagulantes.


Son substancias químicas que al ser ingeridas en dosis relativamente bajas en un período de varios días, son mortales para los roedores.




Entre sus ventajas se destacan:


-     El roedor no descubre ni objeta la presencia del anticoagulante en el cebo.
–    No hay desconfianza post ingestión de dosis sub letales.
–    Son efectivos en cebos de bajo costo.
–    Son poco peligrosos para el hombre y existe un antídoto, la vitamina K.